La calidad del aire sigue superando el umbral nocivo para la salud en Tarragona

La calidad del aire sigue superando el umbral nocivo para la salud en Tarragona
Imprimir este artículo

El segundo estudio de la plataforma Cielo Limpio manifiesta que, respecto al primer informe, se han reducido en un 33% los niveles de contaminantes en el aire del municipio de El Morell. A pesar de todo, el ácido acético y el 1,3 butadieno supera el umbral perjudicial para la salud de las personas. El 1,3 butadieno es un compuesto cancerígeno y teratógeno, es decir, que produce malformaciones en el feto. Por otra parte, el ácido acético, que no se sobrepasaba los niveles en el anterior estudio, puede ser perjudicial para las vías respiratorias y provocar edemas pulmonares. Con todo, se han detectado más de 100 productos contaminantes en el aire en el estudio realizado en el Morell. En el primer informe, participaron otros tres municipios, también próximos al polígono norte del complejo petroquímico: Constantino, Perafort-Puigdelfí y Vilallonga del Camp.

El estudio del Laboratorio del Centro de Medio Ambiente de la UPC concluye que en los últimos dos años se han estabilizado el número de episodios de olor-contaminación en unos 60-70 episodios anuales. En 2011, se registraban unos 522 episodios. El informe también apunta que el 81% de los episodios registrados de julio de 2014 hasta el abril 2015 provienen del polígono Norte, mientras que el 19% restante proceden de actividades situadas en los municipios de Alcover, Constantino y Vilallonga del Camp. Por otro lado, se ha producido una reducción del 28% de los niveles medios y del 37% de los niveles máximos de TCOV en el punto de mayor impacto registrado en El Morell. En el período de control de 2015 también se han reducido en un 10% las frecuencias de impacto del polígono Norte sobre el municipio.

Finalmente, el informe también señala que en los períodos de control comprendidos entre abril y junio de 2015, se han detectado entre 104 y 126 compuestos en los tres puntos de control. A excepción del ácido acético y el 1,3 butadieno, el resto no superan el criterio de calidad individual en períodos de 24 horas. En cuanto a los niveles de inmisión de butadieno, se presenta una reducción y sólo el 10% de controles supera el criterio de calidad anual, respecto al 20% de los controles que se superaban entre 2013 y 2014 y el 47% de criterio de calidad anual.

«Estábamos tan mal que ahora hemos ido a mejor», apuntó el miembro de la plataforma Cielo Limpio José María Torres, que ha calificado el balance de resultados con una “sensación agridulce» porque a pesar de todo, «siguen siendo inaceptables» porque al menos uno vez por semana sobrepasan los límites permitidos por la salud según legislaciones internacionales que la entidad toma como referencia, a falta de una regulación española o catalana. Marissa Genes, miembro de la plataforma Cielo limpio, aseguró que debería haber un estudio epidemiológico para ver «cómo afectan realmente estos productos del aire en la salud de las personas».

El alcalde de El Morell, Pere Guinovart, también ha dicho que puede estar «contento» pero no satisfecho por los resultados del segundo estudio y señaló que, viendo los niveles, «en 2010 nos podríamos haber muerto todos». «Teníamos razón cuando decíamos que nuestro cielo está contaminado», apuntó.

Propuestas a la Mesa Territorial de Calidad del Aire en el Camp de Tarragona

«Trabajamos para que la calidad del aire en Tarragona sea digna por los ciudadanos», defendió Torres, que ha explicado que, una vez estudiado el polígono Norte, estudiarán el polígono sur del complejo para conseguir un estudio global. Además de esta propuesta, la plataforma Cielo Limpio también pedirá a la Mesa Territorial de Calidad del Aire en el Camp de Tarragona la creación de un grupo de trabajo para la redacción de una nueva legislación en materia de calidad ambiental en Cataluña que debería ser presentada a la Generalidad de Cataluña durante el primer semestre de 2017.

La plataforma también pide un grupo de trabajo de control permanente y seguimiento del plan de trabajo 2015-2017 de la mesa territorial y otro grupo de trabajo que incorpore el estudio de la contaminación acústica y lumínica. «Entendemos que siempre habrá esta contaminación lumínica y acústica, pero hay formas de minimizarlo», apuntó Torres.

Guinovart ha quejado de que el consistorio del municipio sea el único que haya continuado con la evaluación de la calidad del aire y que otros municipios, como Constantino o Perafort-Puigdelfí, hayan dejado de hacerlo. Vilallonga del Camp, que también había participado en el primer informe, se ha comprometido a realizarlo más adelante. Torres aseguró que a Cielo Limpio están «enfadados» con los consistorios que han dejado de hacer el seguimiento con el informe porque no entienden si priorizan la salud de la población o los intereses particulares.

  Article "tagged" as:
  Categories:
Ver más artículos

Sobre el artículo Autor

Tarragona online

Ver más artículos

No hay comentarios todavía!

Usted puede ser el que iniciar una conversación .

Añadir un comentario

Your data will be safe! Tu dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.