La Semana Santa de Tarragona reclama un lugar en el mapa turístico internacional

La Semana Santa de Tarragona reclama un lugar en el mapa turístico internacional
Imprimir este artículo

En marcha los trámites para que la celebración sea declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional y atraer así a más visitantes internacionales | El museo empieza a tomar forma en la iglesia de Sant Agustí, que acoge la mitad de los pasos que salen en la procesión del Viernes Santo.

Solemnidad, tradición, silencio… y cada vez una mayor proyección internacional. La Semana Santa de Tarragona es la más importante de Catalunya por su espectacularidad y tradición y está entre las mejores de España –especialmente por la procesión del Viernes Santo, en la que participan más de 4.000 personas y unas 30.000 como público– pero aún no lo puede acreditar de manera oficial. La Agrupación de Asociaciones, que representa a las doce cofradías que la integran, y el Ayuntamiento están trabajando para que la celebración tenga el reconocimiento que merece y espera que en unos meses pueda anunciar que es Fiesta de Interés Turístico Nacional. Ya lo es a nivel autonómico y aspira a la distinción estatal, que la potenciaría como destinación, más aún si cabe. Y es que es uno de los momentos del año que la ciudad acoge más turistas y crece el interés de mercados como el polaco o el francés.

Así las cosas, la Semana Santa de Tarragona podría convertirse en la primera de Catalunya en ser declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. El sello lo otorga el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y la propuesta tarraconense opta a la convocatoria que se hará pública el próximo otoño. La Agrupación de Asociaciones de Semana Santa ha elaborado un dossier con toda la documentación necesaria y la semana que viene lo presentará al consistorio, que lo deberá aprobar en el pleno municipal y, después, trasladarlo a la Generalitat, la administración encargada de defender la propuesta ante el ministerio. En la provincia de Tarragona hay tres fiestas que tienen este reconocimiento turístico a nivel estatal: las fiestas de Santa Tecla de la misma capital tarraconense, la leyenda de Sant Jordi de Montblanc y la Festa del Renaixement de Tortosa.

La declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional permitiría que la Semana Santa de Tarragona formara parte de los catálogos oficiales de España en todas las ferias turísticas internacionales en las que el país esté presente. “Tener un reconocimiento de calidad, como este, siempre ayuda a poder explicar mejor las tradiciones y que éstas ganen visibilidad y llamen la atención”, explica la concejala de Turismo, Patricia Anton, que recuerda que Tarragona ya es una ciudad patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que distinciones como la que se persigue ahora para la Semana Santa “también la definen como un destino cultural de primer orden”.

Crecen los turistas internacionales
“Sería una promoción añadida porque ya nos visita mucha gente por estas fechas, turistas de proximidad de ciudades catalanas, de otros puntos de España o Francia pero también despierta interés en mercados como el polaco, que se siente atraído por la oferta cultural/religiosa de la destinación, como es la ruta de los primeros cristianos que pueden recorrer en Tarragona”, añade Anton. “Representa dar un paso más porque se llegaría a mucha más gente de todo el mundo y sería un reconocimiento a la tradición y a la singularidad de nuestra celebración, con una recogida de los pasos que es única”, manifiesta Joaquim Julià, presidente de la Agrupación de Asociaciones de Semana Santa. La entidad ultima el dossier de candidatura, que recoge documentación sobre el evento a nivel histórico –que tiene sus orígenes a mediados del siglo XVI–, de las diferentes congregaciones que participan, recortes de prensa y un compendio de las actividades realizadas, entre otros elementos.

Durante la Semana Santa de 2014, a pesar de la crisis, las oficinas de turismo de la ciudad registraron un incremento de consultas. Y es que la procesión del Viernes Santo se ha convertido en uno de los actos que más personas reúne en la ciudad a lo largo de todo el año. También como celebración referente en su conjunto, más aún desde hace cuatro años, cuando se impulsó una nueva promoción turística dirigida exclusivamente a las familias, el Tarragona Family Week.

Una procesión única
La Semana Santa tarraconense ya es Festa d’Interès Turístic Nacional por parte de la Generalitat y, desde 1999, el Sant Enterrament del Viernes Santo es, también, Festa Tradicional d’Interès Nacional. Organizada por la Real y Venerable Congregación de la Purísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, es una de las procesiones más imponentes de Catalunya y uno de los espectáculos culturales y tradicionales por excelencia de Tarragona. Involucra directamente a más de 4.000 personas en un desfile que cuenta con la participación de cohorte romana, pasos, vestas o hábitos, penitentes, música y banderas.

Precisamente, la presencia de los armats y la singular recogida de los misterios –que empieza a las 16h y que tiene como epicentro la plaza del Rei– hacen que esta procesión destaque por encima de cualquier otra. “Tarragona es el decorado perfecto para una procesión como la nuestra. Se trata de una ciudad mediana, sin grandes avenidas, y contemplarla cuando pasa por delante de la Catedral, por las callejuelas de la Part Alta o al lado del patrimonio romano es un lujo para la vista, algo único”, sostiene Joaquim Julià, que insinúa que el año que viene podría haber cambios en el recorrido para potenciar el paso por el casco antiguo de la ciudad.

El Museu de la Setmana Santa empieza a caminar
En paralelo, poco a poco el Museu de la Setmana Santa va tomando forma en la iglesia de Sant Agustí de la Rambla Vella, que en pocas semanas abrirá de manera regular para poder visitar libremente los diez pasos que acoge y que se quedarán allí de manera permanente –los otros misterios se encuentran en las iglesias de Sant Llorenç, Sant Miquel del Pla y Natzaret–. Ahora se ultiman los trabajos de adecuación y en breve la Agrupación de Asociaciones trasladará allí su sede, de manera que el templo podrá abrir más horas de lo que lo hace ahora. “El siguiente paso, de cara al próximo verano, será diseñar con el Ayuntamiento la señalización y cómo convertir Sant Agustí en un espacio de divulgación de nuestra Semana Santa”, explica el presidente de la entidad.

Via- Lavanguardia

  Article "tagged" as:
  Categories:
Ver más artículos

Sobre el artículo Autor

Tarragona online

Ver más artículos