Ir a la página principal

Turismo Tarragona

La ciudad de Tarragona, dispone del puerto más relevante de Cataluña, Tarragona atrae por ese especial encanto que caracteriza a las ciudades menos masificadas. Una ciudad mediana, de vanguardia y dinámica que con todo acierto ha sabido conservar un valioso patrimonio histórico y monumental sin perder su constante afán por el progreso y la continua renovación.

Desde una altura que ronda los setenta metros sobre el nivel del mar, la histórica ciudad, repleta de restos romanos y medievales, contempla una nueva urbe de amplias calles y transitadas avenidas, que conforman la nueva Tarragona. Los afamados barrios del Port y del Serrallo conducen hacia el mar y, por su parte, en la Canonja y en el costero núcleo de Tamarit se agrupa la mayor parte de su potencial industrial.

Pero, es en su parte más antigua, donde se conservan los restos romanos que atestiguan su etapa de máximo esplendor. La antigua Tarraco Romana data del año 218 A.C, cuando se instalaron las tropas imperiales. Posteriormente, este asentamiento militar se transformaría en ciudad capital de la provincia que vino a denominarse Hispania Citerior. Desde este estratégico emplazamiento, el emperador Augusto planificó sus múltiples incursiones militares hace los territorios del norte que se enfrentaban contra la ambición expansionista de los romanos. De aquellas correrías quedaron por los alrededores muchos de los restos romanos que aún hoy se pueden contemplar.

No menos importante fue su periodo medieval o el barrio de los judíos, por entonces totalmente amurallado. De aquella fortaleza quedaron algunos restos en el que hoy se conoce por el Paseo Arqueológico, donde se pueden ver algunas porciones de muralla y las torres de defensa de Arquebisbe y la de Minerva. Este paseo ofrece excelentes vistas del barrio antiguo, así como de la zona portuaria y la ciudad moderna. Infinidad de restos de columnas y otros elementos, y también las estatuas de Rómulo y Remo y la del emperador Augusto amenizan este histórico recorrido.

Anfiteatro Romano Tarragona: 

No debemos dejar de visitar el anfiteatro romano en la misma ciudad de Tarragona, ya que es uno de los principales reclamos del turismo en Tarragona. Construido en el siglo II d. C. a orillas del mar Mediterráneo, en el anfiteatro tenían lugar diversos espectáculos populares, como las luchas entre gladiadores. Posee la característica planta elíptica de este tipo de construcciones. Bajo la arena, escenario de los espectáculos, se encuentran unas fosas que servían como servicios auxiliares. En la parte central del anfiteatro se conservan los restos de la planta de una basílica visigótica (siglo VI) y los de una iglesia románico-gótica del siglo XII.

anfiteatro tarragona

Ayuntamiento Tarragona: 

El edificio está situado en la plaza de la Font, que ocupa en parte el espacio del circo romano. Se construyó en el siglo XIX sobre los terrenos de un convento, y destaca por su bella fachada de orden jónico. En su interior puede visitarse el mausoleo del rey Jaime I. Visitar la Web

ayuntamiento tarragona

 

Catedral de Tarragona – Santa Tecla:

Su construcción se comenzó en 1184 sobre los restos de una antigua basílica cristiana que, a su vez, ocupó el solar de una mezquita árabe del siglo X. Es de estilo románico de transición al gótico. Tiene planta de cruz latina, con tres naves y crucero acentuado sobre el que se alza la cúpula octogonal. Las naves terminan en tres ábsides circulares. En la fachada principal destacan dos puertas románicas del siglo XII, donde se aprecia un precioso rosetón calado. La puerta tiene en el parteluz una imagen de la Virgen con el Niño. En su interior destaca el retablo mayor del siglo XV, obra de Pere Johan. Realizado en alabastro policromado, en él llaman la atención las esculturas de la Virgen, Santa Tecla y San Pablo. Las joyas góticas del templo son el Sepulcro del Arzobispo, situado en el altar mayor, y la Capilla de Sata María, del siglo XIV. En el Museo Diocesano resalta la colección de tapices procedentes de los talleres de Bruselas, junto a un retablo realizado por Jaime Huguet.

catedral tarragona santa tecla

Balcón del Mediterráneo: 

Se encuentra al final de la Rambla Nova y ofrece una hermosa vista de Tarragona. En esta zona, además de apreciar el mar Mediterráneo en todo su esplendor, se puede ver una de las obras más emblemáticas de la ciudad: el monumento al almirante Roger de Llúria.
balcon del mediterraneo tarragona

Necrópolis romana y paleo-cristiana (Tarragona): 

Alrededor de una de las vías de salida de la ciudad, a partir de mediados del siglo III, un cementerio creció considerablemente desde que enterraron los restos de San Fructuoso. En 1923, al construirse la fábrica de tabaco, se encontraron más de 2.000 entierros y se adecuó para poderse visitar. Posteriormente, en terrenos cercanos al parc de la Ciutat, al Parc Central y a las calles Pere Martell y Prat de la Riba, se han encontrado algunos centenares de entierros más. Actualmente, se puede visitar un
área en la Necrópolis Paleocristiana.

necropolis romana paleocristiana tarragona

Paseo Arqueológico, Murallas romanas Tarragona:

Con el nombre de Paseo Arqueológico es como se conocen las murallas romanas de la ciudad. Fueron construidas entre finales del siglo III y principios del siglo II a. C. De la antigua configuración solamente queda en pie la zona de la parte alta. Ésta consta de varios tramos de muralla y tres torres: la del Cabiscol, la de Minerva y la del Arzobispo. La de Minerva es la más típicamente romana, mientras que la del Arzobispo sufrió modificaciones durante la época medieval.

murallas tarragona paseo arqueologico

 

Pretorio, Palacio de Augusto, Castillo de Pilatos:

El origen del edificio se remonta a la época romana, cuando se construyó una torre con la función de unir la parte baja de la ciudad y el circo con la plaza de representación del foro provincial mediante unas escaleras. Entre 1129 y 1171 fue utilizada como fortaleza por los normandos. Posteriormente, pasó a ser propiedad de los reyes de la Corona catalanoaragonesa y se estableció el veguer real. Varios monarcas hicieron reformas, siendo las más importantes las de Jaime II, entre 1304 y 1312, y las de Pedro III. A partir del siglo XVI la torre se convirtió en un cuartel militar y sufrió graves daños durante la ocupación napoleónica de la ciudad. El edificio actual conserva un estilo plenamente medieval, aunque con numerosos elementos de época romana, y forma parte del conjunto patrimonial gestionado por el Museo de Historia de Tarragona. Se puede visitar conjuntamente con el circo, con el que está comunicado por pasadizos subterráneos. Desde la terraza se puede disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad.

pretorio palacio de augustus tarragona

Acueducto de Les Ferreres ( Puente del Diablo)

El acueducto de Les Ferreres, también llamado Pont del Diable (puente del Diablo), El nombre de Acueducto del Diablo se debe a una leyenda popular que cuenta cómo el Diablo solicitó una doncella a cambio de levantar la construcción en una noche, antes de que los gallos cantaran. El prometido de la joven despertó a todos los gallos de las granjas vecinas imitando su canto, contestando los gallos antes de la hora prevista. El Diablo, al ver que había perdido la apuesta casi habiendo construido el Acueducto, huyó sin conseguir a la doncella.Esta obra de ingeniería ha sido tradicionalmente fechada en época de Augusto.

El suministro de agua al sector residencial de Tarraco estaba garantizado por dos acueductos procedentes de los ríos Francolí y Gaiá. Las aguas del río Francolí llegaban a Tarraco a través de una larga conducción a la que corresponde el llamado Puente del Diablo o Acueducto de les Ferreres, obra con dos órdenes de arcos superpuestos de mampostería- 11 arcos el inferior y 25 el piso superior-, sin más ligazón que la coaxialidad de los pilares, levantada para salvar el desnivel de un barranco, llamado de los Arcos, próximo a la ciudad. El dibujo del ingeniero Josep Boy, fechado en 1713, nos muestra el acueducto principal de Tarraco en alzado y sección, y en un momento de abandono; tiene unos 200 m de longitud y una altura máxima de 26 m y un ancho de bóveda que se aproxima a los dos metros.

Puente del diablo Tarragona

Casa Castellarnau

La Casa Castellarnau se construyó a principios del siglo XV. A partir de este momento y hasta el siglo XIX fue el hogar de algunas de las familias más influyentes de la ciudad. El 1542 vivió el emperador Carlos I durante su estancia en Tarragona.

casa castellarnau

 

Casa Canals

La Casa Canals fue la residencia de la familia del mismo nombre y está documentada desde el año 1802. El edificio consta de tres plantas: la inferior y la superior se destinaban al servicio mientras que la segunda fue habilitada como zona de residencia de la familia. La gran mayoría de los elementos arquitectónicos y ornamentales de esta planta noble están fechados a mediados del siglo XIX, momento en el que la familia Canals emparienta con la poderosa familia Castellarnau. Conserva mobiliario, diversos objetos y elementos decorativos originales en algunas de las estancias, datados de los siglos XVIII, XIX y XX.

casa navas tarragona

 

Los atractivos de la ciudad de Tarragona

Tarragona, es una ciudad con 2.000 años de historia, ofrece una de las mejores muestras del patrimonio romano. Monumentos emblemáticos como el Pretorio, el Circo romano, el Anfiteatro romano, el Pont del Diable, el Forum o las Murallas descubren como era la vida a la antigua Tarraco romana. Una ciudad construida gracias a la cantera del Mèdol, que ahora se puede visitar junto con el centro de interpretación. Sin olvidar ejemplos del mundo rural romano, como las villas romanas de Centcelles (Constantí), Els Munts (Altafulla), El Moro (Torredembarra) y Barenys (Salou) o el majestuoso Arc de Berà (Roda de Berà), situado en el antiguo trazado de la Vía Augusta (actual N-340).

Tarragona romana

La catedral de Tarragona, dedicada a Santa Tecla, fue construida en la parte alta de la ciudad, en el mismo lugar que el templo de culto al emperador. La catedral se empezó a construir el siglo XII en estilo románico, se continuó en gótico y se acabó en el siglo XIV. También acoge el Museo Diocesano y el retablo de Santa Tecla. El patrimonio escultórico que se exhibe durante la Semana Santa de Tarragona y la Ruta de los Primeros Cristianos completa la oferta basada en esta temática.

En la actualidad, Tarragona está apostando especialmente por atractivos culturales como el festival romano Tarraco Viva que se hace en el mes de Mayo, y la actividad castellera de Tarragona, Ciutat de Castells, con la celebración del concurso. Durante el año, se celebran otros acontecimientos en nuestro país como el Festival de fotografía Scan, el Festival Internacional de Dixieland, el Concurso Internacional de Fuegos Artificiales o los festivales de Verano ETC en Tarragona. Los nuevos retos de futuro de Tarragona pasan por la celebración de los Juegos del Mediterráneo Tarragona 2017.

La capital de la Costa Dorada, Salou, y el núcleo costero de la Pineda (Vila-seca) concentran la mayoría de la oferta hotelera de la comarca. Entre ambos municipios, encontramos el parque temático de referencia en Europa, Port Aventura, con nuevas atracciones como Angkor y que acoge cada verano un espectáculo de la compañía internacional Cirque du Soleil. Nuevos proyectos como la instalación del nuevo parque Ferrari Land y del macrocomplejo de ocio y familiar BCN World situarán la Costa Dorada como uno de los motores turísticos de la Mediterránea. Otro atractivo de la zona es el ‘Aquopolis Costa Dorada’ de La Pineda, el primer parque acuático europeo del Grupo Parcas Reunidos.

santa tecla

La comarca de Tarragonès

El resto de la comarca del Tarragonès está llena de atractivos para el turismo. En los municipios que forman la subcomarca del Baix Gaià podemos encontrar La Ruta de Castells, que pasa por Altafulla, El Catllar, Creixell, La Nou de Gaià, la Pobla de Montornès, Renau, la Riera de Gaià, Roda de Berà, Salomó, Tamarit, Torredembarra y Vespella de Gaià.

Los amantes de la naturaleza pueden visitar los Aiguamolls de Torredembarra, la acequia mayor de Vila-seca o la Punta de la Mora, en Tarragona. También apetece dar una vuelta por el paseo de Jaume I del pueblo costero de Salou o disfrutar de playas como la de la Pineda.

No hay comentarios todavía!

Usted puede ser el que iniciar una conversación .

Añadir un comentario


Warning: Illegal string offset 'rules' in /furanet/sites/tarragonaonline.com/web/htdocs/wp-content/themes/gadgetine-theme/functions/filters.php on line 206

Warning: Illegal string offset 'rules' in /furanet/sites/tarragonaonline.com/web/htdocs/wp-content/themes/gadgetine-theme/functions/filters.php on line 225